martes, 3 de enero de 2012

DIABETES: RECOMENDACIONES DE LA ASOCIACION AMERICANA DE DIABETES 2012

Cada año, el 1 de enero la Asociación Americana de Diabetes elabora unas Recomendaciones en diabetes. http://www.diabeteswatch.gr/pub/ADA2012full.pdf Dentro de estas recomendaciones en terapia de la ADA para la Atención Médica para la Diabetes en 2012, voy a hacer un breve resumen de lo que me parece mas interesante: • En el momento del diagnóstico de diabetes tipo 2 iniciar el tratamiento con Metformina (salvo contraindicación) junto al estilo de vida que precisa llevar una persona diabética • En pacientes recién diagnosticados sintomáticos o con glucosiladas elevadas considerar terapia con Insulina bien sola o con otros antidiabéticos orales desde el inicio. • Si no se consigue en 3-6 meses el objetivo de buen control inicialmente con antidiabéticos orales a dosis máxima tolerada, se debe añadir un segundo fármaco oral, un agonista GLP-1 o Insulina Cuando no se logran objetivos de buen control de glicada (HbA1C<7% para la mayoría de los pacientes) la intensificación del tratamiento se basa en la adición de otro fármaco de clase diferente que añadido a la terapia inicial nos baja la glicada del orden del 0,9 – 1,1 %. A principios del 2012 aparecerá una nueva guía de consenso de la ADA y la EASD sobre individualización y en la utilización de diferentes fármacos y sus combinaciones. También hace hincapié en la atención prioritaria del equipo a la intensificación de cambios de estilo de vida o tratamiento farmacológico entre aquellos que no han alcanzado niveles adecuados de presión arterial, control de lípidos y glucosa. Identificar el nivel intelectual y cultural del paciente para el diagnostico de barreras que puedan interferir en una información adecuada, así como la incorporación de diferentes profesionales (enfermería, farmacéuticos y otros) con el fin de optimizar los resultados. En cuanto al apoyo de los pacientes en el cambio de comportamiento, se insiste en cambios en el estilo de vida saludable (actividad física, alimentación saludable, no fumar, control de peso), autocuidado (tomar la medicación, control de glucemia y presión arterial cuando sea clínicamente apropiado), prevención de las complicaciones (revisiones periódicas de pies, ojos, complicaciones renales, vacunas). En cuanto a cambios en el sistema de atención, las prácticas con mejores resultados son aquellas que proporcionan una atención basada en la alta calidad basada en la evidencia con una ampliación del papel de los equipos, aplicación de herramientas electrónicas en el registro de salud, activar la educación de los pacientes y la identificación, desarrollo y participación de la comunidad mediante recursos y políticas públicas que apoyen estilos de vida saludables.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada